Pepitero Verdodo Y Golondrina Zapadora

by , under Uncategorized

micro-pa-lamaLa reserva Otamendi se encuentra ubicada en el partido de Campana (34º16’S 58º58’O), noreste de la provincia de Buenos Aires. Recientemente se ha publicado el inventario de las aves de esta reserva (Babarkas et al., 2003) donde se citan 282 especies presentes. En el presente trabajo presentamos observaciones de una nueva especie y la reconfirmación de otra especie, previamente considerada hipotética o errónea, con lo cual se eleva el numero de especies registradas a 284 (cf.Babarskas et.al, 2003).

Golondrina zapadora (Riparia riparia)

Una bandada de unos diez individuos de Riparia riparia fue observada por I. Roesler junto a M. della Seta y A. Liberman en Marzo de 1997. La especie fue identificada por su pequeño tamaño, el característico collar pardo y el subcaudal blanco, carácter que la diferencia de los juveniles de golondrina barranquera (Notiochelidon cyanoleuca) (Ridgely y Tudor, 1989). Se encontraban junto con una pequeña bandada de golondrina rabadilla canela (Petrochelidon pyrrhonota).

La especie ya había sido citada para la reserva (Krapovickas et. al. 1993), en donde era considerada ocasional en las zonas bajas e inundables. No obstante, Babarkas et al. (2003) cambian el estatus considerándola dudosa o errónea, opinando que la especie merecería ser confirmada con registros bien documentados. Sin embargo esta especie tiene muchos registros para el este de la provincia de buenos aires, donde es considerada rara (Narosky y Di Giacomo, 1993), además es un visitante estival relativamente frecuente en áreas cercanas a la reserva como la localidad de Ceibas (33º 27´ 51´´ S, 58º 47´ 16´´ O) provincia de Entre Ríos (obs. pers.) y también en otras áreas del país, inclusive con registros hasta la provincia de Río Negro (Kirwan, 2002), por lo que la presencia en la reserva seria totalmente esperable.

Pepitero verdoso (Saltator similis)

Un individuo fue observado por D. Monteleone desde el nuevo mirador que se encuentra sobre el sendero “Guardianes de la Barranca”, cerca del mirador, el 28 de Junio de 2003. Fue espantado desde el estrato alto del bosque de talas y salió volando para posarse en un árbol del otro lado de las vías del ferrocarril. Eran notable su lomo con tinte verde y su larga ceja blanca, que lo diferencian de cualquier otro integrante del genero en el área. No emitió ninguna vocalización, pero no resulta raro al tratarse de la época no reproductiva. Además I. Roesler observo una pareja a finales de noviembre de 2003 también en la zona de la barranca, al comienzo del sendero. Esta pareja fue grabada mientras realizaban vocalizaciones de respuesta al play-back.

Narosky y Di Giacomo (1993) lo consideran accidental y mencionan solo un registro para la provincia, sin embargo la especie cuenta con numerosos registros recientes para diferentes áreas del nordeste de la provincia, inclusive tan al sur como Atalaya (H. Casañas en Bodratti et al., 2001). La especie no había sido mencionada para la reserva en ninguno de los listados publicados (Cf. Krapovickas et. al., 1993; Babarskas et al., 2003).

Agradecemos a A. Liberman y M. della Seta por compartir nuestras observaciones.